Fractales

Últimamente todo parece de una complejidad excesivamente simple. Todo es un conflicto en sí que genera una disyuntiva cuyas posibilidades están enfrentadas: carne o pescado, flan o manzana, agua o vino. A su vez cada elección se remifica en una nueva disyuntiva con un nuevo conflicto. Dictadura o democracia, PSOE o PP, Aznar o Rajoy; Mac o PC, Windows o Linux, Gnome o KDE; hombre o mujer, rubia o morena, ojos verdes o azules; ciencia o religón, varios dioses o uno solo, Cristo o Mahoma. La teoría de contrapuestos se demuestra, el yin y el yang, lo luminoso y lo oscuro, el protón y el neutrón, masculino y femenino, la materia y la antimateria, tener o no tener, consecuencia de que tendemos a observar con dos ojos y nos ver en cada uno más que la sola sombra de una forma aislada.

La vida es una suma de decisiones conflictivas dispuestas en el tiempo de forma fractal, blancos o negros que a su vez pueden ser blancos o negros. Qué falta de matices, de sutileza, de poesía.

Anuncios

2 comentarios

  1. como cantaban los otros “siempre hay una disyuntiva ante la cual siempre hay que elegir”
    con lo divertido que sería poder comerte el flan y la manzana, beber agua y vino, quedarte con el rubio y el moreno…
    estoy convencida de que las alternativas se las inventó alguien como muy mala leche :P

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: